GABINETES VS PERIODISTAS: EL TRATO A LA MUJER POR LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

La información es un bien básico y esencial, además de ser un derecho. Y como tal, recae sobre los medios de comunicación la responsabilidad de transmitir los valores adecuados.

Tanto los periodistas como los gabinetes de comunicación forman parte de un todo, son las dos caras de una moneda. Los gabinetes son responsables de hacer llegar a los periodistas informaciones de calidad que sigan los criterios para ser noticia, para que ellos finalmente puedan cerrar su artículo, haciendo que las labores de ambos aumenten el alcance y la calidad de la información.

Cuando en alguna de estas informaciones se habla de temas sociales como son las diferencias entre géneros, estos grandes agentes socializadores proyectan una imagen, tanto de la mujer como del hombre, que son determinantes a la hora de acabar con los estereotipos y la desequilibrada imagen del poder.

Son las imágenes, el tratamiento que se hace de la violencia y el uso de las mujeres como meros objetos sexuales, algunos de los factores determinantes que mantienen vivo ese rol y cuya responsabilidad pertenece a los medios.

La ONU señala la importancia de los medios de comunicación como forma de transmitir las relaciones desiguales entre géneros, así como la relación de control, sumisión y dominación que muchos hombres ejercen sobre las mujeres.

Estudios realizados por la ONU reflejan que 1 de cada 4 personas sobre las que se leen, ven o escuchan noticias, son mujeres. De todas esas noticias, el 46% refuerzan los roles de género y tan sólo el 6% destacan temas sobre la igualdad.

Asimismo, una de las investigaciones más grandes del mundo en materia de Igualdad de género y comunicación, el Global Media Monitoring Projet (GMMP) de 2015, muestra que las mujeres tienen presencia en un 43% en cuestiones de opinión popular, un 37% como fuentes de experiencia personal y un 9% como fuentes expertas. Los datos extraídos de este proyecto también arrojan que las mujeres solo aparecen como protagonistas en el 35% de las noticias, una cifra que asciende hasta el 51% en casos de violencia.

Esto puede verse cada día en cualquier medio de comunicación, independientemente del medio del que se hable. Violencia o discriminación son las palabras clave cuando se habla de mujeres en el telediario o cuando se abre un periódico. No hay mujeres que ocupen un papel autoritario, ni que den una opinión válida: cuando se les da voz no se hace desde la misma posición de prestigio que se le da a los hombres. Lo que destaca es el hecho de ser mujer, no los valores o capacidades por las que ha alcanzado su puesto. Por el contrario, atiende a preguntas como, ¿A qué diseñador pertenece el modelo que luce? O, ¿Es adecuado el peinado que lleva? Existe una desvalorización implícita constante, las cifras no mienten. El retransmitir valores adecuados está en la mano de todos aquellos que rodean a los medios y al periodismo y por lo tanto, de los gabinetes y de los periodistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s